La “Inteligencia emocional”

La “Inteligencia emocional”.

Este término fue acuñado por Peter Salovey y John Mayer en 1990.

Definen la inteligencia emocional como un tipo de inteligencia social que incluye la habilidad de supervisar y de entender las emociones propias y de los demás, discriminar entre ellas, y usar la información para guiar el pensamiento y las acciones de uno.

Fue a partir de la publicación del libro del psicólogo Daniel Goleman, en 1995 “La Inteligencia emocional”, cuando se empezó a hablar de Inteligencia emocional.

La Inteligencia emocional incluye cinco competencias:

  • Conocer las propias emociones (Conocimiento de uno mismo)
  • Controlar las emociones (Autorregulación)
  • Automotivaciones
  • Empatía
  • Controlar las relaciones (Habilidades sociales)

1º Conocer las propias emociones

La conciencia de uno mismo, de nuestras propias emociones es la clave de la inteligencia emocional.

Reconocer los sentimientos que experimentamos es muy importante, si no podemos reconocer nuestros sentimientos quedamos a merced de nuestras emociones.

2º Controlar las emociones

Las personas que saben serenarse y librarse de la ansiedad, irritación o melancolía excesivas se recuperan con mayor rapidez de los reveses de la vida.

El control emocional es la habilidad de lidiar con los propios sentimientos adaptándolos a cualquier situación.

Las personas que carecen de esta habilidad caen constantemente en estados de inseguridad mientras que aquellas que poseen un mejor control emocional se recuperan mejor de los contratiempos de la vida.

 

3º Automotivación

Las personas que saben controlar su impulsividad y esperar para obtener su recompensa cumplen con sus objetivos y están conformes con sus logros.

El control de la vida emocional y su subordinación a una meta puede resultar esencial para activar y mantener la atención, la motivación y la creatividad.

Dirigir las emociones para conseguir un objetivo es esencial para mantenerse en un estado de búsqueda permanente y para mantener la mente creativa para encontrar soluciones.

Las personas que tienen esta habilidad tienden a ser más productivas y eficaces

4º Empatía

Se refiere a la capacidad para reconocer las emociones de los demás, saber qué quieren y qué necesitan.

 Se trata de una habilidad fundamental para establecer relaciones sociales y vínculos personales.

5º Controlar las relaciones

Es una habilidad que presupone relacionarnos adecuadamente con las emociones ajenas. Esto significa saber actuar de acuerdo con las emociones de los demás, y determina la capacidad de liderazgo y popularidad.

El arte de relacionarse es la habilidad de producir sentimientos en los demás.

Esta habilidad es la base en la que se sostenga la popularidad, el liderazgo y la eficiencia interpersonal.

Las personas con esta cualidad son más eficientes en las relaciones entre individuos. Son las “estrellas sociales”.

Las tres primeras habilidades se refieren a la Inteligencia Intrapersonal.

Las dos últimas a la Inteligencia Interpersonal.

La inteligencia emocional es, una forma de interactuar con el mundo que nos rodea, teniendo muy en cuenta los sentimientos y englobando habilidades tales como el control de impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental

Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión, o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.

Las aplicaciones de la inteligencia emocional son prácticamente infinitas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s